logook

Introducción

PRIMERA PUERTA: El beso traidor

el beso de judasGetsemaní literalmente significa “prensa de óleo”. Es posible que el simbolismo del nombre de este lugar tenga mucho que ver con el hecho de que Jesús fue ungido y fortalecido para enfrentar esta etapa de su misión.


Getsemaní es un lugar donde se entra en contacto con la naturaleza, un refugio, un refugio de tranquilidad, un lugar para reunirse con los amigos y familiares. Donde la imaginación fluye y se crean los sueños. Hoy, para nosotros, como lo fue también para Jesús cuando fue allí a orar, este jardín se convierte en un lugar de traición.

Al entrar en este jardín de árboles, puertas y ventanas, ustedes (nosotros) van (vamos) caminando junto a las víctimas del tráfico humano (trata de personas). Junto a personas que sobrevivieron y junto a aquellas y aquellos que trabajan para que otras y otros también puedan sobrevivir.
Jesús camina con cada una de esas personas, y aquí en este Getsemaní, nos invita a ser ungidas y ungidos para unirnos a los esfuerzos de cargar la cruz del Calvario a la Resurrección.
Las personas que caen en las trampas del Tráfico Humano, no lo hacen por elección personal. La verdad es que el tráfico de personas es una esclavitud moderna. Las invitaciones engañosas y los secuestros flagrantes que ocurren, conducen a un camino de dolor, a un camino que comienza con el beso de un traidor. “Me vendieron por un fin de semana, engañada y burlada. 30 monedas de plata fue mi precio”. Aún hoy se puede comprar la vida inocente de una persona.

Entonces uno de los Doce, llamado Judas Iscariote, fue a ver a los sumos sacerdotes y les dijo: « ¿Cuánto me darán si se lo entrego?». Y resolvieron darle treinta monedas de plata. Desde ese momento, Judas buscaba una ocasión favorable para entregarlo. El traidor les había dado la señal: «Es aquel a quien voy a besar. Deténganlo». (Mt. 26, 14-16.48)

PROMESAS DE RIQUEZA Y ÉXITO: una puerta de dos caras
Las personas caen en situaciones de tráfico humano a la fuerza. Nunca es una elección. La puerta que atraviesan es bella y atractiva. Las seducen con promesas de empleo, éxito financiero y muchos otros sueños más, solamente para descubrir que atrás de esa puerta existen candados que no permiten salida.
Las promesas falsas de riqueza y éxitos, de enviar remesas de dinero a sus países de origen, el pensamiento seductor de “seré modelo y mi familia va a estar orgullosa de mí”, son algunas de las muchas trampas y confusiones.

JESUS ES CONDENADOA MUERTE1. Condenado a muerte: Cuando amaneció, todos los sumos sacerdotes y ancianos del pueblo deliberaron sobre la manera de hacer ejecutar a Jesús. Después de haberlo atado, lo llevaron ante Pilato, el gobernador, y se lo entregaron. Al ver que no se llegaba a nada, sino que aumentaba el tumulto, Pilato hizo traer agua y se lavó las manos delante de la multitud, diciendo: «Yo soy inocente de esta sangre. Es asunto de ustedes». Y todo el pueblo respondió: «Que su sangre caiga sobre nosotros y sobre nuestros hijos». Entonces, Pilato puso en libertad a Barrabás; y a Jesús, después de haberlo hecho azotar, lo entregó para que fuera crucificado. (Mt. 27, 1-2. 24-26)

Cuando era joven, Ana tenía un trabajo en el centro comercial de Westfield. Un día, entró una mujer muy elegante y comenzaron a conversar. En pocos minutos, ella le ofreció un trabajo con un salario mejor. La invitó a almorzar para conversar sobre los detalles. Ana aceptó y se vieron nuevamente durante un intervalo. La oferta fue fascinante y atractiva: un mejor trabajo con un buen salario!!! Lamentablemente, con esa oferta se vio obligada a ser esclava sexual en Las Vegas. Gracias a Dios, Ana escapó después de tres semanas. Se escondió en un armario por tres días con mucho miedo de ser descubierta.

 

JESUS OBLIGADO A CARGAR LA CRUZ2. Obligado a cargar la cruz. Las víctimas son arrancadas de sus familias y alejadas de sus amistades. Esa falta de apoyo vital las deja completamente dependientes de quienes las engañan, los mismos que las privan de un apoyo vital. Su esclavitud crea un estado de soledad absoluta con trabajos forzados, prostitución y otras formas de esclavitud y explotación. Con frecuencia las víctimas son drogadas, reciben amenazas que perjudicarán a sus familiares y amigos; y muchas veces les quitan sus documentos y otras pertenencias.
Kristen, joven universitaria de primer año y lejos de su casa por primera vez. Queriendo hacer nuevas amistades, aceptó una invitación a una fiesta que le hizo una estudiante de un nivel superior. En el camino tomó una bebida que había sido alterada con droga. Ese fin de semana, Kristen fue vendida en un hotel donde la golpearon, la violaron y la supuesta “amiga” ganó mucho dinero por venderla.

“El que rapte a una persona, sea que lo haya vendido o que se lo encuentre en su poder, será castigado con la muerte” (Ex. 21,16)

 

JESUS CAE POR PRIMERA VEZ

3. Jesús cae por primera vez. Parte del desequilibrio psicológico causado por el tráfico humano consiste en que las víctimas pueden desarrollar una lealtad enferma para con aquellas personas que las abusan y las controlan; caen en una trampa de sumisión.

ALGUNAS REALIDADES
Nuestra infancia está siendo devorada por el tráfico humano, incluso delante de nuestros ojos y en nuestras propias comunidades.
Muy temprano, incluso desde los 10 años, niños y niñas son entrenados para convertirse en explotadores.
Adolescentes, desde los 16 años, ya están vendiendo a otros jóvenes de su misma edad.
Pero nuestra juventud ya se está convirtiendo en explotadora. Se dice que en pandillas, las niñas jóvenes que todavía no alcanzaron la edad adulta legal, son preparadas para reclutar a otras jóvenes para explotarlas. En algunos momentos las pandillas vendían drogas en la escuela. Ahora, esa actividad criminal cambió por la venta de otros jóvenes, ganan do más dinero. Son muchas las pandillas que usan a sus miembros femeninos para que recluten a sus propias amigas (a quienes vulgarmente denominan como puta inferior).
“Después de violar y amenazar de muerte a sus víctimas que intentaban fugar, los miembros de las pandillas las vendían por internet. Las jóvenes estuvieron raptadas en un hotel por 12 horas diarias, mientras algunos hombres que habían pagado la tarifa indicada, las usaban sexualmente. La ganancia por la explotación sexual era de 1.000 a 3.000 dólares al día, pero las niñas nunca vieron ni un centavo de ese dinero”. (Laura Ledres discurso en Witherspoon Institute).
Los enemigos están en marcha conspirando y planeando la suerte de sus víctimas. No hay forma de comunicarse con los seres queridos. El poder psicológico, físico y espiritual que los traficantes ejercen sobre sus víctimas, les roba todo sentido de su propia humanidad.

 

JESUS ENCUENTRA A SU MADRE4. Jesús encuentra a su Madre. Una joven sueña con volver a ver a su madre, sabiendo que la recuerda todos los días y que vive preocupada por no recibir ninguna noticia suya. La esperanza para estas dos mujeres se mantiene viva solo por los sueños y los recuerdos. Las dos se imaginan volviendo a estar juntas nuevamente. Algunas nunca pierden la esperanza, agarrándose de sus sueños, aunque estén lejos una de otra.
La madre de Kanthi le enviaba cartas todas las semanas, pero el traficante nunca se las entregaba. Después de ser liberada, Kanthi escribió un librito para una obra de teatro titulada “Cartas a mi Madre”, donde relata el amor persistente de su madre.

 

CIRINE AYUDA A JESUS

 

5. Simón de Cirene ayuda a Jesús a llevar la Cruz. Con una observación perspicaz, un policía percibe algo al caminar por un edificio de departamentos que lo lleva a realizar una investigación más minuciosa. Una mujer sospecha de cómo su vecina se relaciona con su criada. Sin la ayuda inmediata de los amigos, las víctimas tienen que confiar en los extraños. Como Simón, el Cireneo, también existen personas que inesperadamente se disponen a ayudar a víctimas con la carga tan pesada que llevan.

 

 

 

 

VERONICA6. Verónica. Personas que antiguamente fueron víctimas de tráfico se han convertido en abolicionistas (liberadoras de esclavitudes). Estas personas conocen el sufrimiento, y como Job también dicen: mi rostro está todo enrojecido de llorar y sobre mis párpados está la sombra de la muerte: “Mi rostro está enrojecido por el llanto y la oscuridad envuelve mis pupilas. Sin embargo, no hay violencia en mis manos y mi plegaria es pura. ¡Tierra, no cubras mi sangre, que no haya un lugar de descanso para mi clamor!” (Job 16, 16-18)

“Trabajé los siete días de la semana 18 horas diarias y nunca me pagaron. Sufrí abuso físico; grité contra la pared… y fue un vecino quien se aproximó a mí para rescatarme” (una sobreviviente de Los Ángeles).

Hoy esas personas marchan, trabajan en colaboración con la policía y con grupos de defensa y apoyo, expresan su dolor en forma artística y en historias que llevan su mensaje sobre esta realidad. Estas son las “Verónicas” para el Jesús víctima esclavizado de hoy. Reciben momentos de alivio y descanso cuando sienten que sus lamentos quedarán impregnados en los mantos de esperanza, que servirán como signos de esperanza para que el mundo dé respuesta a este sufrimiento.

 

JESUS SE LEVANTA PR 2DA VEZ

 

7. Jesús se levanta por segunda vez. En un momento de la historia todos los derechos humanos y civiles eran ignorados y violados, ahora el entrenamiento incluye capacitar los policías, trabajadores sociales, voluntarios en escuelas e iglesias y otros agentes de primeros auxilios sobre los signos de una víctima de tráfico. Estos trabajadores públicos son entrenados para dar los pasos necesarios para liberar a las víctimas y ayudarlas a salir del laberinto sin criminalizarlas. Y asegurarse que reciban la asistencia necesaria para libertarlas.
“La capacidad del ser humano de superar el dolor es como un bambú: mucho más flexible de lo que parece a primera vista” (Jodi Picoult, Por la vida de una hermana).

 

 

JESUS SE ENCUENTRA CON LAS MUJERES8. Jesús se encuentra con las mujeres. La promesase rompió. Cuando Jesús les habló a las mujeres que lloran por ellas mismas y por sus hijos, Él sabía que la lujuria del mundo por las riquezas, el control y el sexo serían la traición de su dignidad.
Si bien es cierto que todos: hombres y mujeres pueden formar parte de la demanda de tráfico humano, son los hombres, los “clientes” predilectos de esta esclavitud moderna por medio de la industria de la pornografía. También nuestro apetito insaciable por la riqueza y los productos de bajo costo, combinado con la codicia de no querer invertir nuestra propia riqueza en la sociedad, crea una demanda de mano de obra barata que esclaviza y alcanza primordialmente a mujeres y niños. Los talleres de explotación laboral, la minería ilegal (que obliga a los niños a extraer oro y diamantes); la cosecha ilegal de café y de cacao que emplea niños; el comercio de sexo con una creciente de pornografía infantil en todo el mundo, está creciendo alarmantemente y esto crea un mercado inmenso de provisiones, provisiones humanas.
“Pero Jesús, volviéndose hacia ellas, les dijo: «¡Hijas de Jerusalén!, no lloren por mí; lloren más bien por ustedes y por sus hijos. Porque se acerca el tiempo en que se dirá: "¡Felices las estériles, felices los senos que no concibieron y los pechos que no amamantaron!" (Lc 23, 28-29)

 

JESUS CAE POR 3RA VEZ9. Jesús cae por tercera vez. En algún momento se hablaba de continentes subyugados como América del Sur y África. Hoy en día el tráfico no es exclusivo de las personas de una sola etnia o nación… es la ruina de vidas enteras, familias, personas y culturas conducidas por pasiones equivocadas de gente de toda nación y todo tipo de clase social, estamos hablando inclusive de cómo gastamos el dinero y de la falta de conciencia sobre cómo justificamos qué compramos que no sea producido a costa de la esclavitud humana en talleres de abuso del trabajo, sea aquí o en otras partes del mundo. Es cierto que siempre queremos economizar, “guardar nuestro dinero”; pero tal vez, lo que necesitemos es dar prioridad a “salvaguardar la vida humana”. Cuando la humanidad cae, Jesús también cae. Y cuando Jesús se levanta, la humanidad se levanta con Él.
“Los soldados del gobernador llevaron a Jesús al pretorio y reunieron a toda la guardia alrededor de él. Entonces lo desvistieron y le pusieron un manto rojo. Luego tejieron una corona de espinas y la colocaron sobre su cabeza, pusieron una caña en su mano derecha y, doblando la rodilla delante de él, se burlaban, diciendo: «Salud, rey de los judíos». Y escupiéndolo, le quitaron la caña y con ella le golpeaban la cabeza. Después de haberse burlado de él, le quitaron el manto, le pusieron de nuevo sus vestiduras y lo llevaron a crucificar.” (Mt 27, 27-31)

 

JESUS ES DESPOJADO DE SUS VESTIDURAS10. Jesús es despojado de sus vestiduras. Nosotros reducimos el sufrimiento de Jesús a ornamentos bonitos de oro: un “corpus2 sobre una cruz que viste un trapo que le cubre su “humanidad”. Muchos proxenetas (personas que explotan la prostitución, lucrando con ella y viviendo a costa del trabajo de las prostitutas) y otros envueltos en el tráfico humano usan este tipo de joyas (crucifijos) sin darse cuenta de lo que hacen, eso desafía sus acciones. Reducen una persona a nada, despojada de toda dignidad y confrontada con una vida quebrada, deja solamente una esperanza: la liberación. La desnudez de Jesús sobre la cruz implora ser abrazada si vamos a comenzar a comprender la deshumanización que el tráfico humano produce, la esclavitud moderna.. besemos la cruz y tomemos una decisión. Podemos alejarnos de ella porque es muy doloroso verla de frente, o podemos mirarla y en ella a toda la humanidad quebrada.

“Después que los soldados crucificaron a Jesús, tomaron sus vestiduras y las dividieron en cuatro partes, una para cada uno. Tomaron también la túnica, y como no tenía costura, porque estaba hecha de una sola pieza de arriba abajo, se dijeron entre sí: «No la rompamos. Vamos a sortearla, para ver a quién le toca»” (Jn 19, 23-24ª)

 

JESUS ES CLAVADO EN LA CRUZ11. Jesús es clavado en la cruz. Si decidimos abrazar la humanidad que está sobre la cruz, abrazando al mismo tiempo la desnudez de la humanidad despojada de toda dignidad en la industria de la esclavitud, entonces seremos capaces de nombrar la verdad de esta esclavitud moderna. Aquí las/los invitamos a dar nombre a las realidades del tráfico humano en su propio mundo personal, pidiendo a Jesús que Él acepte como parte de su cruz. Qué fue lo que le conmovió? Cómo has ignorado esta situación? O mejor, qué puede identificar en su propia vida que contribuya a esta realidad? Nombre la verdad que brota de su corazón en este Vía crucis y pide ese dolor en esta cruz llevándola en su corazón.
“Tu cruz adoramos, Señor y tu santa Resurrección alabamos y glorificamos; por el madero vino la alegría al mundo entero” (Liturgia del Viernes Santo, Misal Romano).

 

 

JESUS MUERE EN LA CRUS12. Jesús muere clavado en la Cruz: la Pasión de Cristo es sumisión total a la voluntad de Dios, que incluye golpes físicos, la tortura y la manipulación psicológica que alteraba la realidad. Pero la cruz es una verdadera paradoja. Si bien es un símbolo de muerte terrible, también es un símbolo de promesa, una promesa que no puede quebrarse.
La promesa en nuestro caminar de hoy es dar esperanza a un segmento de la raza humana que vive bajo el yugo de la esclavitud; un llamado a unirse a los esfuerzos contra la demanda que genera una fila inmensa para abastecer a la esclavitud humana, tan cierto como es que nuestro pecado muere en la cruz con Jesús. También es cierto que lo que puede morir aquí es todo lo que nos esclaviza… incluyendo la creación de una demanda tan fuerte, que un mundo de esclavitud y abuso es escandalosamente real para muchos y una industria altamente lucrativa para otros.
“Mi pueblo qué mal te he hecho y dónde te contristé? Respóndeme. Qué más podría hacer por ti? Yo mismo te elegí y te planté, hermosa viña mía, pero tú te has vuelto áspera y amarga conmigo, pues en mi sed me diste de beber vinagre y colocaste una lanza en el costado de tu Salvador”. (Liturgia de Viernes Santo. Misal Romano).

 

JESUS ES BAJADO DE LA CRUZ13. El cuerpo de Jesús es bajado de la cruz y colocado en brazos de su Madre. El mensaje de salvación es un mensaje de liberación… que solamente puede ser realizada cuando los libertadores se identifiquen, sean uno, con las personas cautivas y esclavizadas. El cuerpo místico de Cristo debe hacerse uno en la agonía, en la pasión y en la esperanza. Solamente así puede existir la liberación y la resurrección de la muerte.

“El mercado de personas humanas constituye una impresionante ofensa a la dignidad humana y una violación grave de los derechos humanos fundamentales” (San Juan Pablo II).

 

JESUS ES SEPULTADO14. Jesús es sepultado. La agonía de Jesús, de la que hablan las Escrituras continúa en la historia; las maniobras de los poderosos y sus manipulaciones de las víctimas. La degradación humana disfrazada de negocios y mercancías, continúa infringiendo dolor a los más vulnerables, los sin voz y los pobres. Pero el círculo se completa en la vida que la resurrección trae consigo levantándose de las cenizas de la muerte. El manto que aquí se muestra, sale de la tumba que nunca será sellada, simbolizando la resiliencia de las víctimas rescatadas del tráfico, paralela a la vida nueva en espíritu humano tocado por la vida divina que es celebrada en la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo.
“Continúe llamando y la alegría en el interior acabará por abrir una ventana y mirar hacia afuera para ver quién estará allí” (Rumi)

Escrito por:
Robert Juárez, en colaboración con La Hna. Kathleen Bryant, RSC,
Giovanni Pérez, ValerieMacrae, Sara Gómez y Paulette Smith.

agendaCONFER

Retiros CRP

lampadaaccesa2

eventos

Copyright © 2017 CRP - Conferencia de Religiosas y Religiosos del Perú. Todos los derechos reservados.
Calle Torre Tagle 2461, Pueblo Libre, Lima - Perú - Teléfono: (+51) (01) 261-2608 - Desarrollado por Cecopros