logook

CrisismigratoriaEn los días posteriores a Pentecostés, en los que la Iglesia nos invita a profundizar en los dones recibidos por el Espíritu Santo, me dirijo a todas las personas que forman el cuerpo apostólico, jesuitas, laicos y religiosas para reflexionar sobre la situación que la grave crisis de Venezuela está planteando no solo en este país, sino también en toda la región.

El hambre, la falta de medicinas y la persecución política son elementos de esta crisis humanitaria que se ha agudizado en las últimas semanas y especialmente después de las elecciones del día 20 de mayo. La crisis ya se ha trasladado a toda la región, los países del entorno están recibiendo masivamente a ciudadanos venezolanos. Se calcula que ya hay 4 millones de venezolanos fuera del país y Perú es el tercer país que más ha recibido después de Colombia y Brasil, países de frontera. En los últimos días, según información del equipo de la Red Jesuita Migrantes (RJM), están ingresando por la frontera de Tumbes 2,000 venezolanos al día. Actualmente hay alrededor de 250,000 en Perú y la cifra sigue aumentando. Estamos entonces ante una crisis migratoria sin precedentes en la región y especialmente en Perú, que siempre fue un país de emigrantes.

Como Compañía de Jesús no podemos permanecer ajenos a una crisis de estas proporciones, más aún cuando la atención a migrantes y refugiados es una preferencia apostólica universal de nuestra misión. Esta carta tiene como objetivo, por un lado, informar de las posibles alternativas como respuesta a la crisis y, por otro, sensibilizarnos como Cuerpo apostólico. Confío también que la información y la sensibilización nos lleven a prestar nuestra ayuda solidaria en la medida de nuestras posibilidades.

En la última Asamblea de la CPAL, celebrada en Haití del 1 al 5 de abril, se propusieron algunas líneas de acción. La primera fue fortalecer la RJM de AL y los equipos del Servicio Jesuita a Refugiados (SJR) que ya atienden en frontera, tanto en Cúcuta (Colombia) como en Boavista (Brasil), brindando ayuda humanitaria, asesoría jurídica y atención psicosocial. Otra línea de colaboración propuesta ha sido la ayuda humanitaria a colaboradores de obras jesuitas y a familiares jesuitas en Venezuela a través de un plan de hermanamiento entre obras y comunidades de Venezuela y Perú. Esta propuesta está pendiente de concreción por parte de los jesuitas de Venezuela y se comunicará oportunamente.

En nuestra Provincia contamos con un trabajo de atención y coordinación interinstitucional conducido por un grupo de Red Jesuita con Migrantes (RJM), pero que es necesario fortalecer. Actualmente funcionan tres oficinas de atención a refugiados y migrantes en tres ciudades: Lima (en el Centro Loyola Breña), Tacna y Tumbes. Las oficinas funcionan por un convenio entre Encuentros-Servicio Jesuita de la Solidaridad (SJS) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Su trabajo se centra en atención humanitaria y social, asesoría jurídica y colaboración en medios de vida.

Además de la atención directa, en Lima se reúne periódicamente el grupo RJM compuesto por Encuentros SJS, el Instituto de Ética y Desarrollo de la UARM y la carrera de derecho de la UARM. Un paso para fortalecer nuestra red local, y responder a la emergencia de forma coordinada, será la conversación con ACNUR en las reuniones de plataformas sur y norte para informarnos de la situación y proponer iniciativas de ayuda. Será importante programar una reunión similar con las plataformas y comunidades de Lima donde están el 85 % de los venezolanos. La idea es que cada institución colabore desde lo que hace y que puedan recibir asesoría y capacitación desde RJM.

La RJM está promoviendo la colaboración con la CONFER y con la Conferencia Episcopal, dado que desde el Vaticano se ha lanzado el proyecto “Puentes de Solidaridad” de colaboración con los migrantes venezolanos en coordinación con 8 conferencias episcopales de América Latina, entre ellas, la Conferencia Episcopal Peruana.

Esta emergencia nos obliga a adaptar nuestro servicio apostólico actual, con el objetivo de atender esta preferencia universal de la Compañía y de la Iglesia universal. La crisis humanitaria es ya muy visible en nuestras ciudades, donde encontramos de forma permanente a ciudadanos venezolanos. Por eso también les invito a que consideren atentamente la manera como pueden ayudar en esta emergencia, tanto como comunidades religiosas y como obras apostólicas.

Para aquellos que deseen ampliar la información, adjunto el informe que prepararon las instituciones de RJM Perú (junto con IDEHPUC y la Universidad del Pacífico) y que fue utilizado en la Audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el 11 de mayo de 2018 en Santo Domingo. Este documento no solo nos informa de todos los aspectos de la migración venezolana, sino que también es una muestra del nivel de coordinación que nuestro trabajo en movilidad humana está alcanzando.

Me despido de todos ustedes invitándoles a la reflexión desde el deseo de promover la justicia, la solidaridad y la acogida que brotan de nuestra fe en Jesucristo.

P. Juan Carlos Morante Buchhammer, SJ
Superior Provincial de la Compañía de Jesús en el Perú

Monseñor barreto“En este último trecho de mi vida, esta designación no es una dignidad, sino es una llamada a un servicio mayor a la Iglesia, a los pobres y a la Amazonía”, con estas palabras llenas de emoción y perplejidad, Mons. Pedro Ricardo Barreto Jimeno, S. J., Arzobispo Metropolitano de Huancayo, Primer Vicepresidente de la Conferencia Episcopal Peruana, describe a Vatican News sus sentimientos y expectativas tras conocer la noticia de que el Papa Francisco lo ha elegido como nuevo Cardenal de la Iglesia católica.

Recibí la noticia viajando
“Me entere de la noticia el mismo Domingo de Pentecostés en el Aeropuerto de Madrid – afirmó Mons. Barreto – mientras venía a Roma para la visita que la Presidencia de la Conferencia Episcopal Peruana realiza a los diversos Dicasterios de la Curia Romana y la audiencia con el Santo Padre… Fue ahí que empecé a recibir las felicitaciones de muchas personas, por la elección que el Papa Francisco me había hecho como Cardenal”.

Un servicio mayor a la Iglesia
“Esto me desconcertó porque no sabía absolutamente nada – explicó el Arzobispo de Huancayo – y lo considero como un fruto del Espíritu Santo y en este sentido, lo que me exige ahora no es un servicio más, sino el mayor servicio a la Iglesia. Me parece – agregó Mons. Barreto – que en este último trecho de mi vida, esta designación no es una dignidad, sino es una llamada a un servicio mayor a la Iglesia, y a los pobres”.

Cardenal significa estar al servicio
“Ser Cardenal – señaló el Vicepresidente de la CEP – tiene dos características fundamentales: la primera es ser un colaborador muy cercano del Papa, en este caso del Papa Francisco; segundo, estamos llamados para el servicio a la Iglesia, un mayor servicio a los pobres, un mayor servicio especialmente a la Amazonía. Estoy muy perplejo todavía – señaló Mons. Pedro Barreto – son pocas horas que llevo de haber sido elegido por el Santo Padre como Cardenal, el escuchar mi nombre en la alocución del Regina Coeli en la Plaza de San Pedro me estremeció por dentro – agregó – lo considero como pura gracia de Dios, no tengo ningún merecimiento para eso, todo lo que soy y todo lo que tengo es de la Iglesia, de la Compañía de Jesús, de mi familia a los cuales debo agradecer a Dios. Por eso, estamos disponibles – concluyó Mons. Barreto – para el servicio y el mayor servicio para la mayor gloria de Dios y el bien de nuestros hermanos y hermanas”.

(Tomado de: vaticannews.va)

Eldonde lavidaTrujillo sede de congreso internacional pro vida. El evento pro vida, que lleva como lema: “El don de la Vida, del momento de la concepción hasta la muerte natural”, promovido por la Arquidiócesis de Trujillo, junto a la Universidad Católica de Trujillo Benedicto XVI y Vida Humana Internacional.

La defensa de la vida desde su concepción hasta la muerte natural, cómo entender su valor y su relación con la pena de muerte, serán algunos de los temas que abordarán, ponentes de Francia, USA, Nicaragua, Ecuador, Brasil, Bolivia y Perú, durante el Segundo Congreso Nacional y decimoquinto Congreso Internacional REDESSVIDA, dirigido a todos los sacerdotes, religiosas, seminaristas y laicos de todo el Perú.

Entre otros temas a tratar se encuentran el relativismo e ideología de género, el inicio de la vida Humana, Teología del Cuerpo, la anticoncepción, se pretende generar un diálogo interdisciplinario que permita plantear reflexiones y propuestas en torno a la defensa de la vida en todas sus formas y a las posibles soluciones de las problemáticas actuales.

Los días en que se desarrollarán dichas ponencias serán el 28, 29 y 30 de Mayo para Sacerdotes y seminaristas, y el 1 y 2 de uunio para religiosas y laicos.

Ex presidente de CEAS ahora es CardenalEl Papa Francisco, tras el Rezo del Regina Coeli en la fiesta de Pentecostés, anunció la designación de catorce nuevos cardenales, entre los que se encuentra nuestro Arzobispo de Huancayo, Pedro Barreto Jimeno. Su nombramiento será oficial el próximo 29 de junio.

Monseñor Pedro Ricardo Barreto Jimeno, SJ. es actualmente, Arzobispo de Huancayo, Primer Vicepresidente de la Conferencia Episcopal Peruana y Vicepresidente de la Red Eclesial PanAmazónica; cabe mencionar que fue Presidente de CEAS durante los años 2006 al 2010, así como también fue Director del Departamento de Justicia y Paz en el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM).

Gran pastor que lucha por una Iglesia comprometida con los más pobres y necesitados, tiene una destacada labor en propuestas sobre la urgencia de construir una Iglesia con rostro amazónico, que acompañe la vida, la fe, la cultura y las luchas de los pueblos.

Monseñor Pedro fue ordenado sacerdote en Lima, el 18 de diciembre en 1971 y realizó su profesión perpetua el 3 de octubre de 1976.

El 17 de julio de 2004, el Papa Juan II lo nombró Arzobispo Metropolitano de Huancayo y tomó posesión de la Arquidiócesis el 5 de setiembre de 2004.

CEAS, 20 de mayo de 2018.

La iglesiaesfemenina“La primera virtud de una mamá es la ternura” recordó el Papa Francisco en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta, en la primera memoria de la Bienaventurada ‘Virgen María, Madre de la Iglesia’.

En su reflexión, el Santo Padre ha afirmado que “la Iglesia es femenina”, “es madre” y cuando falta este rasgo que la identifica se convierte “en una asociación de beneficencia o en un equipo de fútbol” –indica ‘Vatican News’–.

En cambio, cuando “es una Iglesia masculina”, se convierte, tristemente, “en una Iglesia de solterones”, “incapaces de amor, incapaces de fecundidad”, ha advertido el Pontífice.

El pasado 3 de marzo, la Santa Sede publicó el Decreto “Ecclesia Mater” de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, en que el que se institucionalizó la fiesta de la Virgen María, Madre de la Iglesia.

“Lo importante es que la Iglesia sea mujer –ha predicado el Papa– que tenga esta actitud de esposa y de madre. Cuando olvidamos esto, es una Iglesia masculina, sin esta dimensión, y tristemente se convierte en una Iglesia de solterones, que viven en este aislamiento, incapaces de amor, incapaces de fecundidad. Sin la mujer la Iglesia no va adelante, porque ella es mujer. Y esta actitud de mujer le viene de María, porque Jesús así lo ha querido”.

Camino de la ternura

En este sentido, Francisco ha explicado que la Iglesia es “femenina”, porque es ‘iglesia, ‘esposa’: es femenina. Y es madre, da a la luz. Esposa y madre. Y los Padres van más allá y dicen: ‘También tu alma es esposa de Cristo y madre’. Y en esta actitud que viene de María, que es Madre de la Iglesia; de esta actitud podemos comprender esta dimensión femenina de la Iglesia que cuando falta, hace que la Iglesia pierda su verdadera identidad y se convierta en una asociación de beneficencia o en un equipo de fútbol, o en cualquier cosa, pero no en la Iglesia”.

“Una Iglesia que es madre va por el camino de la ternura. Conoce el lenguaje de tanta sabiduría de las caricias, del silencio, de la mirada que sabe de compasión, que sabe de silencio –ha matizado el pontífice– Y, asimismo, un alma, una persona que vive esta pertenencia a la Iglesia, sabiendo que también es madre debe ir por el mismo camino: una persona dócil, tierna, sonriente y llena de amor”.

(Tomado de: zenit.org)

arzobispodehuancayoEl papa Francisco anunció la creación de catorce nuevos cardenales, entre los que figuran el arzobispo peruano Pedro Barreto, el mexicano Sergio Obeso y el boliviano Toribio Ticona, los dos últimos no electores en cónclave.

Los catorce prelados recibirán la púrpura el próximo 29 de junio, cuando tendrá lugar el quinto consistorio de ordenación de cardenales del pontificado de Bergoglio.

Monseñor Barreto (Lima, 1944), jesuita, fue nombrado por Juan Pablo II Arzobispo Metropolitano de Huancayo en 2004.

Francisco también dará la dignidad cardenalicia al español Bocos Merino (Canillas de Esgueva, Valladolid, 1938), un misionero que desde 1991 hasta 2003 fue superior general de los Claretianos.

A monseñor Toribio Ticona Porco (Potosí, 1937), prelado emérito de la diócesis de Corocoro, en el oeste de Bolivia, y al mexicano Sergio Obeso Rivera (Xalapa, 1931) el arzobispo emérito de Zalapa, en el Estado de Veracruz.

El papa Francisco distinguió a estos tres últimos prelados mayores de 80 años -un arzobispo, un obispo y un religioso- que no serían electores en un hipotético cónclave para elegir papa y les distinguirá con la púrpura por "su servicio a la Iglesia".

El resto de cardenales electores son el patriarca de Babilonia de los Caldeos, Louis Raphael I Sako; el vicario general de Roma, Angelo De Donatis, y el sustituto de la Secretaría de Estado para los Asuntos Generales, el italiano Giovanni Angelo Becciu.

El limosnero apostólico, el polaco Konrad Krajewski; el arzobispo de la diócesis paquistaní de Karachi, Joseph Coutts; el obispo de la portuguesa Lairia-Fátima, monseñor António dos Santos Marto y el titular de Toamasina, en Madagascar, Desiré Tsarahazana.

Por último nombrará cardenales al arzobispo de la italiana L'Aquila, Giuseppe Petrocchi, al arzobispo de la japonesa Osaka, Thomas Aquinas Manyo, y al español Luis Ladaria, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Francisco destacó que la procedencia de los nuevos purpurados "expresa la universalidad de la Iglesia, que continúa anunciando el amor misericordioso de Dios a todos los hombres de la tierra".

(Tomado de: elcomercio.pe)

agendaCONFER

Retiros CRP

lampadaaccesa2

eventos

Copyright © 2017 CRP - Conferencia de Religiosas y Religiosos del Perú. Todos los derechos reservados.
Calle Torre Tagle 2461, Pueblo Libre, Lima - Perú - Teléfono: (+51) (01) 261-2608 - Desarrollado por Cecopros