logook

Internos penalInternos del penal de varones Qenccoro de Cusco confeccionaron una hermosa casulla de seda con tejidos en fibra de alpaca y motivos andinos, para obsequiarle al Papa Francisco que visitará el país y las ciudades de Puerto Maldonado, Trujillo y Lima desde este jueves 18.

Marco Cuéllar Vásquez, director de la oficina Sur Oriente del Instituto Penitenciario (Inpe), confirmó a la Agencia Andina, que la vestimenta que se entregará al Papa Francisco tiene motivos andinos que representan Esperanza, el Yacaco ave migrante que anunciaba la lluvia para la siembra.

Asimismo, el Laraipo, que representa la naturaleza, esta va con líneas que simboliza a la unión de la familia, como célula principal de una sociedad. Todo el trabajo en los talleres de corte y confección demandó tres meses y ya está lista para ser entregada al sumo pontífice.

“Ellos plasmaron su amor, su esperanza, añorando la libertad y que en esta sociedad le den alguna oportunidad”, afirmó Marco Cuéllar quien destacó la profunda dedicación de los internos del penal de Qenccoro, cuyo establecimiento está ubicado en el distrito de San Jerónimo.

La casulla no va sola, es parte de la mitra, la estola una bolsa de tejido andino y un atractivo estuche de madera tallada que en la parte exterior cuenta con las inscripciones del Inpe, mientras que en la parte interior está el santuario de Machu Picchu en su esplendor. Fue elaborada en el taller de carpintería del penal de Qenccoro.

Funcionarios del Inpe entregarán al Papa Francisco la casulla con sus accesorios eucarísticos y el estuche durante la misa que se oficiará en la Base Aérea de Las Palmas Lima el domingo 21 de enero, último día de la visita al Perú.

Fuente: andina.pe

Francisco 2Leonardo Boff.- Actualmente sufrimos bajo un vacio clamuroso de liderazgos sea en la Iglesia sea en la sociedad. Pero alguien se aleja de esta mediocridad. És el Papa Francisco exactamente porque no teme decir la verdad.

El Papa que dice la verdad en la Iglesia

Nornalmente la Iglesia institucional, como todos los portadores de poder, hace un discurso equilibrista, pretendiendo estar por en cima de los conflictos y tensiones. El efecto es un discurso anodino, sin ningún tenor profetico y, en el fondo, no incidia en la sociedad.

Francisco que prefiere llamarse obispo de Roma que Papa, no viene de la crepuscular cristandad europea ( con solo 25% de los católicos), sino de las Iglesias nuevas no más colonials sino con raizes auctoctones. En ellas viven la gran mayoria de los católicos (más 62%) de tal forma que hoy se puede afirmar que el Catolicismo es una relgión del mundo periférico.

Una de las características más notables de este Papa es que no tiene miedo de decir la verdad. Denuncia los pedófilos en la Iglesia, los escándalos financieros del Banco Vaticano (IOR) y el tipo de Iglesia, cual fortaleza cerrada sobre si misma y apartada de la historia contemporánea. Quiere una Iglesia como casa abierta para todos, major, como un hospital de campaña que, sin preguntar por su situación, acoje a todos. Hace duras criticas a obispos y sacerdotes que no anuncian la belleza del evangelio y la alegria de la buena noticia, diciendo que parecen tener un rostro de vinagre, gente de viernes santo y tristes como se fueran a su propio entierro.

Al escuchar tales palabras y comparandolas con lo que he escrito en mi libro Iglesia: carisma y poder, condenado en 1984 por el entonces Card. Joseph Ratzinger después Benedicto XVI, por hacer, según él, algunas criticas de modo de los protestantes, a la predominancia en la Iglesia del poder sobre el carisma que conleva arrogancia y exclusion, el referido libro parece hoy un texto de piedad.

Pero para mí lo más valiente que ha dicho de cara la los nuevos cardinales, lo que gran parte de los teólogos lo pensaban pero jamás podrian decirlo sin ser inmeditamente censurado, es sobre el infierno. Dice el Pap frente al miedo del infierno con el cual la Iglesia atormentaba a los fieles: Dios no conoce una condenación eterna. Su misericordia es infinita y va más allá de la justicia. Habrá seguramente un juicio por que ni todo vale en este mundo. Pero él no es el ultimo acto de Dios, Padre y Madre de infinita bondad y msericordia. Dios siempre acaba por reconduzir a su casa a todos los que creó por amor y por que nacieron del corazón del Padre. Volverán en su momento a lo que les fué preparado desde toda la eternidade: la conmunión en el Reino de la Trinidad. Seguramente pasarán por la clinica purificadora de Dios, pero esto es la antesale del cielo y no del infierno.

Por eso se entiende la transposición que opera en la terminología de su anúnco: habla de la revolución de la ternura, de la alegria del amor matrimonial, de la belleza del evangelio que facina a las personas.

Más importante que la Iglesia es la creación amenazada de desaparecer – la razón de su encíclica sobre la ecología dirigida a toda la humanidad – y el compromiso de salvaguardar las condiciones que permiten la vida en la Tierra. Refuerza un nuevo tipo de ecumenismo, poniendo de parte la pretension de exclusidad pretendida por la Iglesia Catolica de ser la única Iglesia de Cristo. Importante es que las Iglesias se reconoscan mutuamente y todas juntas se pongan al servicio del mundo, especialmente de los más vulnerables

Tiene una clara opción por los pobres y sufrientes de este mundo. Busca una reconciliación con la teología de la libración, encontrandose con el padre de esta teología, Gustavo Gutiérrez y posteriormente con Jon Sobrino. No ha temido solicitar sugerencias del autor de estas lineas para escribir su extraordinaria encíclia "sobre el cuidado de la Casa Común" que según reconocidos ecólogos como Edgar Morin y otros, pone el papa en la vanguardia de la discussion ecológica mundial.

En una palabra, Francisco, obispo de Roma y Papa de la Iglesia ha reintroducido una primavera en la Iglesia, con el encantamiento que esta estación conlleva, después de un riguroso invierno bajo la severidad de las doctrinas y disciplinas de los papas anteriores. Se despojó de todos los títulos de poder, abandonó el palacio pontificio para vivir en una casa de huéspedes y servirse como los demás, porque, comenta con humor, "asi es más difícil que me envenenen".

El eje estructurador de su predicación es la Tradición de Jesús. Es un término teológico, utilizado ultimamente para identificar la intención originaria de Jesús, anterior a la elaboración de los cuatro evangelios. Él no quiso fundar una nueva religión, sino a enseñarnos a vivir los bienes de su gran utopia el Reino de Dios, hecho de apertura total a Dios, de amor incondicional, de misericordia ilimitada y centralidad de los pobres y invisibles.

El resumen del mensaje de Jesús se encuentra en el Padre Nuestro: es afirmar a Dios como Padre nuestro y no solo mio, significando nuestra dimension hacia arriba y Pan nuestro, no pan mio, representando el enraizamiento del ser humano en la vida concreta. Solamente puede decir Amen quien mantiene unidos estes dos pólos: el Padre Nuestro en el cielo y el pan nuestro en la tierra, Padre de todos y pan para todos.

Por causa de la Tradición de Jesús, el Papa Francisco enfatiza que hay que poner el amor antes de los dogmas y de las doctrinas y los pobres antes de la disciplina. Hay que superar la obsession por el aborto, por el uso de los anticonpcionales y de la comunión de parejas en segunda nupcias. El evangelio no puede apequeñarse solamente a estas cuestiones, caso contraro, pierde su su fragancia y su belleza. De forma contundente dijo: "major no creer que ser un creyente hipócrita". Y los laicos y jovenes dijo:"un cristiano que no es revolucionario no es cristiano; hay que ser revolucionarios de la gracia". Otra vez los retó de la siguiente forma: "No sean más papistas que el papa, más resticitivos que la Iglesia".

El Papa Benedicto XVI queria una Iglesia pura, Francisco prefiere una Iglesia accidentada por su andar por el mundo, pero inclusive y con puertas abiertas, sin los fiscales de la duana de la fé. Es una Iglesia en salida para el otro, para el mundo y para los pobres.

Resumiendo, el Papa Francisco no es eurocentrico sino abierto a la universalidad, no es eclesiocentrico, por que la Iglesia no se hace autoreferente, no es vaticanocentrico, por que prefiere dirigir la Iglesia de forma collegial y con amor y no de forma monárquica con el derecho canonico; vive en una casa de huéspedes y no en el palacio pontificio; no es papocéntrico por que pone en primer lugar el Pueblo de Dios y se siente como uno de sus miembros, seguramente con una misión para toda la Iglesia. Eso no lo impide de cargar su propio maletin, que compre sua pasaje par ir a la isla de Lampedusa por la Alitaia y que llama por el movil para atender a alguien que le escribió una carta y que no olvida los amigos, como el sapatero y jornalero de Buenos Aires, llamandolos de vez en quando al teléfono como a viejos amigos.

Un Papa así devuelve confianza, moralidad y respectabilidad a la Iglesia frente a tantos cristianos que habían abandonado la institución. La Iglesia con él recupera una relavancia frente al mundo secular.

El Papa que dice la verdad en el mundo

Lo primero que hay que reconocer en la dimensión pública y politica del Papa Francisco es su propia persona, carismática, sensilla, solidaria con el dolor del mundo y amigo de los pobres. Francisco es más que un nombre. És un nuevo proyecto de ejercicio del poder, realmente como servicio y no privilegio e instrumento de control.

Esto aparece claro en su total despojo de los titulos y privilegios que historicamente se fueron agregados a la figura de los Papas. En el Anuario Pontificio, en sus primeras páginas se suelen poner todos los títulos de honor, de los cuales los papas son portadores. Papa Francisco renunció a todo esto y puso sensillamente solo su nombre Fransiscus, sin ninguna calificación.

Todos los jefes de Estado disponen de un poderoso aparato de seguridad. Papa Francisco dispensó tal cuerpo y viaja aún en los lugares más peligrosos como en Egipto y en Sur de Sudan sin ninguna protección.

Argumenta: "yo no quise ser Papa. Fué Dios que lo quise; luego tiene que defenderme. Si me matan es una señal que Él, Dios, me ha llamado y encontonces, iré alegremente a su encuentro". Quien puede hablar de esta forma tan libre y liberadora, diría mística de la vida y de la muerte? Solamente quien se siente en la palma de la mano de Dios. Por eso no tiene nada a temer.

Además, pocos papas fueron tan verdaderos de cara a los males de nuestra cultura que afectan directamente a los más vulnerables. Es un Papa que tiene lado: es de parte de los últimos e invisibles y contra los que producen las desgracias a la humanidad y a la Madre Tierra.

Ataca duramente el sistema de acumulación y la idolatria del dinero. No utiliza la palabra capitalismo, para no crear dificultades a millones de catolicos que viven dentro de este sistema. Pero describe el sistema de una forma que fatalmente somos llevados a identificar el sistema del capital y sua cultura de consumo ilimitado, de indvidualismo, de falta de solidaridad y de producción de miseria y de heridas profundas en el cuerpo de la Madre Tierra.

Durisimo fué el discurso en la isla de Lampedusa adonde lllegan los refugiados de Africa y muchos se ahogan en el viaje. Dice:"Esta cultura del bien-estar lleva a la indiferencia con respeto a los otros, es la globalización de la indiferencia... Somos una sociedad que olvidó la experiencia de llorar, de compadecerse; la globalización de la indiferencia nos ha quitado la capacidad de llorar".

Una sociedad que ya no llora con el que llora perdió su sentido de humanidad y efectivamente está en un camino de autodeterioro y de barbarie.

Curiosamnete al volver de su visita a Polonia dijo tajantemente en el avión cuando los periodistas abordaron el tema del terrorismo de raiz musulmana. El Papa con caraje dijo lo que los analistas no quieren oir. Las religiones y el islam no quieren la guerra, sino la paz. Los refugiados están en Europa ahora porque nosotros estuvimos por siglos allá en sus paises, robandoles las riquezas y imponiendoles nuestras formas de organizar la sociedad. El verdadero terrorismo es el sistema economico-financiero que se muestra anti-vida. "Debemos decir no a una economia de exclusión y de desigualdad social; esta economia mata".

Como transparece, su discurso es directo, sin metáforas encubridoras, como suelen ser los discursos equilibristas de los pontífices anteriores que ponen más el acento en la seguridad y en la equidistncia que en la verdad y en la claridad de su propia posición. La posición de Francisco es clarisima: evangelicamente habla y actua desde de los pobres y condenados de este mundo y especialmente para los pobres. "Sobre esto", enfatiza " no debe subsistir dudas ni explicaciones que debilitan tal opción ya que existe un vinculo indissoluble entre nuestra fe y los pobres".

En donde va el Papa buscar alternativas? En la encíclica sobre Como cuidar de la Casa Común repite 35 vezes la necesidad de cambiar nuestra relación hacia la naturaleza; cambiar y cambiar si queremos subsistir. Importaa no sentirse afuera de la naturaleza, como si fuéramos sus dueños, sino como parte de ella y los responsables por sua sostenibilidad; cambiar nuestra forma de producción, nuestro modo de consumir y repartir los bienes y servicios naturales. No va beber en esta búsqueda de alterntivas en la Doctrina Social de la Iglesia, aún la respeta. Pero observa:"no podemos evitar de ser concretos para que los grandes principios sociales no se queden meras genralidades que no interpelan a nadie". Para él, no podemos esperar nada de arriba, cuya logica es siempre más de lo mismo: la maximalización de las rentas sin otra consideración.

Francisco cree en los que está afuera del sistema y son totalmente desconsiderados por que poco producen y poco consumen. Confia en los de abajo. A raiz de esto reunió por 4 veces los movimientos sociales popualares de todo el mundo, tres veces en Roma y una vez en Santa Cruz de la Sierra en Bolívia. Ahi fué muy claro: hay que reclamar los tres "ts": "tierra, techo y trabajo". Nadie sin tierra para sobrevivir, nadie sin techo para habitar, nadie sin trabajo para ganarse lo que necesita para vivir.

Esta es una parte. La otra, retó a los movimienstos sociales populares para ser los protagonistas de lo nuevo, de nuevas formas solidarias de producir, de cooperativas agroecologicas, de formas de consumo caracterizado por la sobriedad compartida y por un especial cuidado de la Madre Tierra que nos ofrece todo y es la base para lo que podemos proyectar en esta vida. Enfatizó tres puntos: poner la economia a servicio no del mercado, sino a la vida; construir la justicia social, base de la paz y cuidar de la Tierra, nuestra Casa común.

En sus viajes se ha distinguido por una convovocación al dialogo entre los pueblos y entre las religiones. Propone una cultura de la paz de cara a los más de 40 conflictos existentes con gran letalidad de personas y destrucción de bienes culturales. Varias veces ha advertido que el nivel de conflictos y tensiones en el mundo nos pone ya dentro de la tercera guerra mundial cuyas consecuencias son inimaginables para la especie humana y para el futuro de la vida.

Parece un profeta a clamar en el desierto, con extrema seriedad y a la vez con un sentido de esperanza de que podemos evitar la tragedia por que tenemos tecnologia, ingenio humano y más que todo por que creemos en un Dios que es "el soberano amante de la vida"(Sabedoria 11,26).

Talvez la colaboración más significativa politicamente haya sido su enciclica de 2015 Laudato Si: sobre el cuidado de la Casa Común. El destinario no son los catolicos, sino la entera humanidad. El Papa se da cuenta de las amenazas que pesan sobre el sistema-vida y el sistema-Tierra. Hace una convocación general de cuidar de la Casa Común.

Francisco utiliza los datos más seguros de las ciencias y a partir de ellos mueve una critica rigurosa de las causas que llevaran a la actual situación: es principalmente el antropocentrismo por el cual el ser humano se juzga señor y dueño de la naturaleza y puede utilizarla a su antojo. Há elaborado un proyecto cultural hoy globalizado de explotación completa de todos los bienes e servicios naturales en function de la acumulación individualista y sin consideración de la destrucción de enteros ecosistemas. Esta voraciad ha producido una doble injusticia: una social con la producción de una incommensurable pobreza en gran parte de la humanidad y una ecologica con la lenta erosión de la base fisica y química que sustenta la vida.

No se trata de una ecología verde, como muchos la han calificado. Es mucho más amplia la vision de Francisco. Se trata de una ecología integral que involucra el ambiente, la sociedad, la mente humana (sus proyectos, valores y prejuicios), la política y por fim la espiritualidad. El documento incorpora la razón cordial y sensible que permite a uno sentir el sufrimiento de la naturaleza como suyo, que simultaneamente escucha el grito del pobre y el grito de la Tierra. Si queremos salvar la Tierra tenemos que alimentar "una passion por el cuidado del mundo...una mistica que nos impulsa, nos anima, nos motiva, nos encoraja" a amar la Madre Tierra y respectar sus limites internos.

Apesar de los llamados graves que hace a todos, el Papa sucita tambien esperanza, sea en la capacidad de los seres humanos de despertar para su responsabilidad, sea utilizando la ciencia, hecha con conciencia, para salvar la vida y finalmente confiando en el Espíritu que según las escrituras judaico-cristianas es "Espíritu de vida" y el "soberano amante de la vida". Al final expresa sua confianza escribiendo:"Caminemos cantando; que nuestras luchas y nuestra preocupación por este planeta no nos quite la alegría de la esperanza (n.244).

Efectivamente ha dado un contenido politico a la esperanza y a la ternura. "La ternura no es debilidad, sino valentia.; es el camino de la solidaridad y de la humildad". La esperanza es la capacidad de decir un "nosotros". Y si juntos decimos nosotros "ahi empieza una revolución...el futuro desde el momento en que las personas se reconcen como faciendo parte de un "nosotros". En eso reside la revolución social que se opone al "yo" solo y contra otros "yos", actitud típica del sistema vigente, el capitalista.

Bien dijo Bruno Giussani, diretor europeo del TED (Tecnology, Entertaiment, Desing: organización de midias que organizan conversaciones y intercambios a nivel mundial): dijo: "Francisco se ha hecho la única voz moral, capcaz de alcanzar las persons más allá de las fronteras y propiciar claridad y proponer un mensaje convincente de esperanza".

En un mundo lleno de palabras de odio y de prejuicios entre religiones y culturas, sus palabras suenan como una campana de paz, con una autoridad que viene de su irradiación de bondad, de un profundo humanismo y por una esperanza contra toda esperanza, valorando la belleza, la alegria de la vida y un entrañable cuidado hacia la Madre Tierra.

Fuente: radioevangelizacion.org

ObispoDavidMartínez2En pocos días llegará el Papa Francisco a Puerto Maldonado y en la Amazonía estamos en época de lluvia, entonces, les invito a que nos “empapemos”, afirma sonriendo monseñor David Martínez de Aguirre Guinea, “participemos en los actos programados con el Papa, escuchemos sus palabras, dejémonos “empapar”. Porque “el Papa trae el mensaje de Jesús. Nosotros creemos en Jesús, no creemos en el Papa, pero lo que nos dirá será verdadero porque él es portador del mensaje de Jesús”-

Y cómo no sonreír y emocionarse, si de todos los rincones de la selva amazónica vienen diversas delegaciones. “Las comunidades nativas no tienen mucho acceso a los medios de comunicación, sin embargo, la noticia que el Papa Francisco llega a Puerto Maldonado ha corrido por todos los rincones de la selva amazónica de Perú y de los países vecinos. De muchos de estos lugares están movilizándose hacia Puerto Maldonado”.

Todo este movimiento es posible porque “muchas voluntades se han juntado para poder traer a representantes de comunidades nativas de Iquitos, de Leticia en la frontera con Brasil y Colombia, de las comunidades de los ríos Amazonas, Urubamaba, Marañon, Madre de Dios, Perús, etc. Muchas de estas regiones no tienen carreteras para llegar hasta Puerto Maldonado, pero hay un gran apoyo de parte de los aviones de las Fuerzas Armadas y de muchas otras instituciones y personas. Vienes también delegaciones indígenas de Bolivia, Brasil, Colombia. Tendremos un encuentro internacional de pueblos indígenas y de ellos con el Papa”.

Este encuentro con el Papa Francisco, enfatiza monseñor Martínez de Aguirre, será también, un ensayo para dialogar sobre qué tipo de Iglesia queremos ser en la Amazonía. Algunas veces nos hemos olvidado de las comunidades nativas. Pero, ahora tenemos un incentivo mayor para llegar y trabajar con ellas. Este movimiento iniciado con la visita del Papa, no termina con su visita, sino que comienza para nosotros una nueva forma de relación con los pueblos y comunidades de la Amazonía.

¿Qué Iglesia queremos en la Amazonía?
“Yo sueño con unas comunidades vivas -es importante tener sueños-, sueño entonces con comunidades vivas, con gente que se organiza en comunidades y que encuentran su fortaleza en Jesús, gente que se deja impactar por Jesús. Que celebra su fe, y que esa fe les ayuda a superar las dificultades. Dificultades que no son pocas y que tenemos en la familia, en el trabajo, en la sociedad. Que esa fe, ayude a catalizar, a hacer que despierten en nosotros los mejores sentimientos de fraternidad, los mejores sentimientos de construir un mundo mejor.

“Estoy convencido que el proyecto de Jesús es el proyecto que nos hace más humanos, es el proyecto de Dios para la humanidad. Yo estoy plenamente convencido, porque en la medida que vivimos el evangelio nuestra sociedad va a ser mejor para todos y todos vamos a vivir bien. Entonces, sueño con esas comunidades, unas comunidades vivas, abiertas, que tienen alegría en su fe, que celebran, que transmiten sin necesidad de agarrar un parlante, porque su vida es un parlante que va gritando evangelio por todos lados. Gente que es capaz de acoger a otros, gente que se compromete para una causa común, de un mundo mejor”.

Con información de Mónica Villanueva y Radio Madre de Dios, Puerto Maldonado

Fuente:  redamazonica.org

MineriaLa Red MUQUI Perú, y la Red Iglesias y Minería enviaron una carta al Papa Francisco en la que dan a conocer sobre la situación de violencia y criminalización que viven las comunidades afectadas por la minería en el Perú, por defender sus derechos. La comunicación fue remitida a pocos días de que el Obispo de Roma realice una visita pastoral a Perú, del 18 al 21 de enero próximo.

En la misiva indican que las comunidades esperan del Papa, “un mensaje inspirador y esperanzador”, “un mensaje de denuncia de la situación ambiental, generada por un modelo económico consumista que se refleja en la depredación por parte de la actividad minera en los territorios de los pueblos indígenas”.

“La imposición de un modelo de consumo mundial” -dice el texto de la carta- “genera también la imposición de una serie de actividades económicas en países como el Perú, que es visto geopolíticamente sólo como un productor de materias primas a bajo costo y de trabajo barato, funcional a los países industrializados (…) lo que hace que nuestra economía sólo decida su futuro en base a la minería e hidrocarburos, que en ambos casos presionan más del 50% de las tierras de nuestras comunidades campesinas y nativas, que poco a poco están siendo condenadas a la desaparición por la pérdida de sus tierras”.

“¿Tenemos que morir para que nuestro país tenga plata?”, dice el dirigente campesino Flavio Huarqque de Apurímac, donde se opera el proyecto minero Las Bambas, de capitales chinos.

“Frente a su mensaje esperanzador e inspirador, Santo Padre, nuestros gobernantes en el Perú, los mismos que Su Santidad recibió en su despacho en Roma para invitarlo a Perú, toman medidas, dictan normas, y establecen políticas públicas, que desregulan en materia ambiental y social y facilitan el acceso de los intereses económicos de las empresas mineras, poniendo en riesgo la salud ambiental y humana de las personas, su entorno y la supervivencia de los pueblos indígenas, comunidades campesinas y nativas en el Perú. Hay una gran incoherencia que denunciamos ante Su Santidad, en espera que pueda hacer un llamado, durante su visita, al gobierno del Perú al respecto”., denuncian La Red MUQUI -Perú y la Red Latinoamericana Iglesias y Minería.

“Los pueblos indígenas y comunidades, no quieren que se les siga imponiendo un modo de vida. Quieren vivir respetando la naturaleza de la que son y se sienten parte, quieren vivir de sus actividades económicas ancestrales, que también son las que mantienen nuestra canasta familiar a nivel nacional, como la agricultura familiar y la ganadería”, manifiestan los autores de la carta, dirigida al Santo Padre, con la expectativa que de un mensaje en defensa de los territorios de los pueblos indígenas del Perú.

La Red MUQUI Perú, es un colectivo de 29 instituciones de 11 regiones del Perú. La Red Iglesias y Minería, reúne a organizaciones de iglesias de Latinoamérica, cuya misión es acompañar a los pueblos y comunidades en la defensa de sus derechos y de su ambiente.

Algunos aspectos claves de la Carta al Papa Francisco enviada por la Red Muqui y la Red Iglesias y Minería:

Un mensaje de respeto a las Comunidades Campesinas y sus territorios

El pueblo peruano, reconoce en la oración de San Francisco de Asís, a la Madre Tierra que, en nuestras lenguas originarias, se traduce como “Pacha Mama”. Cosmovisión ancestral de nuestros pueblos originarios, comunidades campesinas y nativas en el Perú, la que hemos ido olvidando por la presión del modelo económico de consumo que hoy nos invade y sojuzga.

“¿Tenemos que morir para que nuestro país tenga plata?”, interpelaba indignado al Ministro de Salud, el dirigente campesino Flavio Huarqque de Apurímac, donde se opera el proyecto minero Las Bambas, de capitales chinos. Usted, Santo Padre, ha reiterado en sus mensajes a los movimientos sociales, “la primera tarea es poner la economía al servicio de los Pueblos: los seres humanos y la naturaleza no deben estar al servicio del dinero”. Pero, lamentablemente esa economía, en la práctica genera mayores brechas sociales que a su vez generan situaciones de conflictividad social. Por ello, nuestros pueblos demandan respuestas concretas a problemas concretos.

La imposición de un modelo de consumo mundial, genera también la imposición de una serie de actividades económicas en países como el Perú, que es visto geopolíticamente sólo como un productor de materia primas a bajo costo y de trabajo barato, funcional a los países industrializados, con el fin de saciar los apetitos de los patrones de consumo, lo que hace que nuestra economía sólo decida su futuro en base a la minería e hidrocarburos, que en ambos casos presionan más del 50% de las tierras de nuestras comunidades campesinas y nativas, que poco a poco están siendo condenadas a la desaparición por la pérdida de sus tierras. Eso, usted ha dicho a los movimientos sociales, es colonialismo, que “engendra violencia, miseria, migraciones forzadas y todos los males que vienen de la mano”. “Eso hermanos es inequidad y la inequidad genera violencia que no habrá recursos policiales, militares o de inteligencia capaces de detener”.

No queremos más violencia ni criminalización por defender nuestros derechos. Los pueblos y comunidades, no quieren que se les siga imponiendo un modo de vida. Quieren vivir respetando la naturaleza de la que son y se sienten parte, quieren vivir de sus actividades económicas ancestrales, que también son las que mantienen nuestra canasta familiar a nivel nacional, como la agricultura familiar y la ganadería, pero cuyas tierras no están protegidas de ser favorecidas para otros intereses, poniendo en riesgo nuestra seguridad y soberanía alimentaria como país.

Los pueblos, Santo Padre, cuestionan la realización de ciertas actividades económicas como la minera, que les son impuestas en sus territorios, sin la debida consulta previa.

En el Perú se está desconociendo a las comunidades campesinas como pueblos indígenas (siendo que el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo – OIT, suscrito por el Perú, la Ley de Consulta Previa del Perú, y los informes del Estado Peruano al Comité de expertos de OIT las reconocen como tales). La población que vive en zonas de operaciones mineras, cuestiona que los mecanismos de participación ciudadana sean sólo informativos y no permiten se ponga en discusión la decisión sobre la realización o no de una actividad, discutiendo el por qué, para qué, en que nos beneficia o no, como afecta nuestro entorno, nuestra cultura, nuestra existencia, es decir, privilegiar el vivir una ecología integral, que es el llamado de su Encíclica Laudato Sí.

Incoherencia de los gobernantes en el Perú con el Mensaje de Papa Francisco

Frente a su mensaje esperanzador e inspirador, nuestros gobernantes en el Perú, los mismos que Su Santidad recibió en su despacho en Roma para invitarlo a Perú, toman medidas, dicta normas, y establecen políticas públicas, que desregulan en materia ambiental y social y facilitan el acceso de los intereses económicos de las empresas mineras, poniendo en riesgo la salud ambiental y humana de las personas, su entorno y la supervivencia de los pueblos indígenas, comunidades campesinas y nativas en el Perú. Hay una gran incoherencia que denunciamos ante Su Santidad, en espera que pueda hacer un llamado, durante su visita, al gobierno del Perú al respecto.

Sólo, entre octubre 2016 y marzo 2017, el presente gobierno del señor Kuczynski, emitió 112 decretos legislativos, 65 de ellos aprobados bajo la consigna de reactivar la economía. Lejos de lograr su objetivo, estos cambios en el marco normativo han propiciado un clima de conflictividad social en el país porque la mayor parte de estos decretos vulnera derechos fundamentales de comunidades y población en general, como sucede con los derechos colectivos de las comunidades nativas y campesinas.

Sobre la minería informal que, por ejemplo, está en Puerto Maldonado, lugar que Su Santidad visitará, constatamos que son empresas mineras “formales”, las que mantienen el círculo vicioso de la minería informal, permitiéndoles alojarse en las concesiones de las que son titulares, les brindan herramientas, maquinaria e insumos químicos para su labor, y les compran la tierra mineralizada. Un círculo vicioso auspiciado por los marcos normativos vigentes.

Como su Santidad manifiesta “El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar” (Laudato Si, 13).

Su Santidad, esperamos escuchar su mensaje de esperanza en el Perú

Esperamos en nuestro corazón que la presencia y mensaje de Su Santidad Papa Francisco en el Perú contribuya a mostrar que la responsabilidad de lo que ocurre en el Perú con la contaminación minera es una responsabilidad compartida de las empresas mineras y del Gobierno peruano. Por un lado, las empresas que imponen sus operaciones sin tener en cuenta la voluntad de la población, sin considerar el impacto a largo plazo de sus actividades en el ambiente y violando derechos fundamentales de las personas y comunidades, por otra parte,  el Gobierno que es sumiso a las presiones de las empresas mineras y sus intereses económicos, desregulando sus operaciones, eliminando garantías a las tierras de los pueblos   priorizando la economía y los ingresos por encima del bien común, la salud y la vida.

Fuente: signisalc.org

agendadelpapa1El Papa Francisco visitará la ciudad de Puerto Maldonado, capital de Madre de Dios, por más de cuatro horas y su retorno a Lima será antes del atardecer por probables cambios climáticos propios de la época, y esta será su agenda en la selva de nuestro país según se ha confirmado.

Según la organización, el Papa Francisco arriba a Lima a las 17:20 horas del 18 de este mes, al día siguiente parte por vía aérea a la ciudad de Puerto Maldonado a las 08:30 horas y arriba a las 10:15, quince minutos después participará del “Encuentro con Los Pueblos de La Amazonía” en el coliseo regional.

Monseñor Freddy Aparicio Quispe, Vicario de la Arquidiócesis de Cusco y miembro de la organización, informó a la Agencia Andina que en este primer punto el Papa Francisco se dirigirá, dará su discurso a unos 4,500 pobladores de la Amazonía del Perú, Brasil y Bolivia.

En la cita también estará la población altoandina de Cusco, entre ellos de la Nación Q’ero, el último ayllu Inca, con quienes, de manera general, participará de un ritual para apreciar y ver sus tradiciones ancestrales, sus costumbres.

Una hora después, a las 11:30 horas, el Papa Francisco encabezará en la explanada del instituto Jorge Basadre del Encuentro con La Población”, aquí permanecerá por casi una hora dando su mensaje a los miles de peregrinos.

Consecuentemente, a las 12:15 horas se presentará en el Hogar Principito donde tendrá un encuentro con un grupo de 40 niños, niñas y adolescentes en estado de vulnerabilidad, este hogar se fundó en 1996 por el padre suizo Xavier Arbex y en enero de 2005 se inauguró la sede.

A las 13:15 horas almorzará con los representantes de los pueblos de la Amazonia en el Centro Pastoral Apaktone, a las 14:35 horas retorna a Lima, el regreso a la Capital de la República es a esta hora para evitar inconvenientes con el clima, la presencia de lluvias que impidan el transporte aéreo, según explicó Monseñor Freddy Aparicio.

El Vicario de la Arquidiócesis de Cusco estimó que cerca de medio millón de personas arribarían a Puerto Maldonado una ciudad pequeña que para acoger a la masiva cantidad de peruanos y extranjeros, cerrará el paso vehicular en puntos estratégicos (habrá parqueo) y la gente tendrá que caminar. La medida es para evitar congestionamientos.

“Es bastante (la cantidad de gente que irá), ojalá no haya percances, y las personas colaboren en este sentido y se ubiquen en las partes por donde pasará el papa”, señalaba y agregaba que las coordinaciones se última con el Ministerio del Interior (Mininter).

Por último, informó que no hay nada oficial de la visita del Papa Francisco a Cusco. Su retorno a Lima es de inmediato, aseveró. (Andina)

Escriben al papa franciscoPor: Juan Ansion.- En el mes de noviembre, un conjunto de movimientos y comunidades laicas comprometidos con la Iglesia escribimos una carta al papa Francisco, entregada al nuncio apostólico, deseándole la bienvenida y presentándole algunos de los graves problemas que vive el país.

En ella, se habla de "graves hechos de corrupción de parte de representantes políticos y funcionarios públicos" con referencia expresa al caso "Lava Jato" que ha "puesto en evidencia prácticas habituales de prebendas millonarias en las obras públicas que refuerzan la desconfianza en autoridades e instituciones del Estado y afectan de manera directa a los más vulnerables".

Nuestra condena a la corrupción menciona las propia palabras de Francisco quien la ve como "la raíz de la esclavitud, del desempleo, de la incuria de las ciudades, de los bienes comunes y de la naturaleza" y habla incluso de "la necesidad de profundizar, a nivel internacional y de doctrina jurídica de la Iglesia, la cuestión relativa a la excomunión por corrupción o asociación mafiosa".

Los acontecimientos recientes en nuestro país agudizan nuestra indignación ante estas prácticas. El indulto a Alberto Fujimori, lejos de producir la reconciliación que se pretende, ha polarizado al país y creado en muchos el sentimiento de falta de justicia. La reconciliación, que anhelamos como cristianos, no puede nacer de la injusticia ni de arreglos bajo la mesa. Esperamos del papa Francisco un llamado claro sobre este punto.

La carta, además, menciona importantes problemas del país tales como las "enormes brechas sociales por un trato discriminador hacia las zonas rurales, los grupos étnicos originarios y las mujeres, incluyendo un alto grado de feminicidio".

Los movimientos firmantes se sienten alentados por la presencia de Francisco para encarar los grandes retos actuales y la apuesta por la vida y la esperanza, en la reafirmación y desarrollo del espíritu del Concilio Vaticano II y de las Conferencias del Episcopado Latinoamericano desde Medellín hasta Aparecida.

"Con nuestra Iglesia, dice el texto, asumimos la ´opción preferencial por los pobres', fundamentada en el evangelio, y acogemos con alegría su llamado a escuchar ´el clamor de la tierra y el clamor de los pobres' (Laudato Si´) para ir transformando juntos nuestra realidad y construir una Iglesia pobre y para los pobres".

La carta se refiere también a los tres lugares que visitará Francisco. Recuerda que "la Amazonía, patrimonio ecológico de la humanidad y lugar de vida de numerosas comunidades, sufre los efectos de un extractivismo irresponsable que depreda, deforesta y contamina". Ahí se evidencia, como dice la encíclica Laudato si', que "no hay dos crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socio-ambiental".

En Trujillo, "tenemos el reto de lograr una reconstrucción con verdaderos cambios, que no repita los errores de falta de planificación y prevención, que ponga en primer lugar el derecho a una vida segura para las poblaciones y una gestión solidaria y sostenible de los territorios y del agua, para lo cual es indispensable la vigilancia y participación ciudadana y la constante solidaridad de la Iglesia y los fieles."

Y Lima, tercer lugar de la visita, mantiene enormes desigualdades y contrastes. Siendo sede del Gobierno Nacional, sigue siendo muy centralista y poco sensible a las necesidades del resto del país pese a albergar a "todas las sangres".

Antes del agradecimiento final, la carta da cuenta de "una dolorosa preocupación" por "el escándalo de la pederastia que involucra a instituciones -como el Sodalicio de Vida Cristiana- y personas de Iglesia". Por ello, "esperamos que la Iglesia, escuchando a las víctimas y fiel a las palabras de Jesús (Mt.18), se oponga a la impunidad y procure que las instancias judiciales del Estado hagan justicia".

"Asimismo, en la línea de la Comisión sobre Abuso de Menores que Usted ha creado, sugerimos que, como se hiciera con Laudato Si', se estudie a fondo las posibles causas personales y estructurales de estos hechos para establecer medidas eficaces que eviten su repetición."

Y van las palabras finales: "Agradeciendo una vez más la acción del Espíritu en el don de su Pontificado que nos guía y acompaña, ratificamos nuestro compromiso con la opción preferencial por los pobres y nuestra firme voluntad de seguir trabajando desde el Perú en la construcción de una sociedad de fraternidad y paz en armonía con la naturaleza."

Firman los siguientes movimientos y comunidades laicos:

- Movimiento de Adolescentes y Niños Trabajadores Hijos de Obreros Cristianos - MANTHOC
- Juventud Obrera Católica – JOC – PERÚ
- Equipos Docentes del Perú – EDOP
- Rama Secular de los Sagrados Corazones – Perú
- Fraternidad Laica Carlos de Foucauld
- Comunidad de Vida Cristiana – Perú
- Unión Nacional de Estudiantes Católicos – UNEC
- Movimiento de Profesionales Católicos – MPC (MIIC - PAX ROMANA)
- Movimiento de Trabajadores Cristianos – MTC-PERÚ
- Comunidad de Laicos Asociados Del Prado
- Comunidad de Laicas Asociadas al Instituto Bienaventurada Virgen María
- Comunidad Cristiana Compasionista, Asociados a la Congregación de Religiosas Nuestra Señora de la Compasión
- Pax Christi Perú
- Asociación Peruana de Comunicadores Mons. Luciano Metzinger – SIGNIS – PERÚ
- Asociación Laical de la Congregación de las Hermanas de la Caridad del Verbo Encarnado
- Comunidad de Hesed
(Siguen numerosas adhesiones de personas individuales)

Para acceder al texto íntegro de la carta, haga clic aquí

Iniciativa Vaticano II

Fuente: radioevangelización.org

agendaCONFER

Retiros CRP

lampadaaccesa2

eventos

Copyright © 2017 CRP - Conferencia de Religiosas y Religiosos del Perú. Todos los derechos reservados.
Calle Torre Tagle 2461, Pueblo Libre, Lima - Perú - Teléfono: (+51) (01) 261-2608 - Desarrollado por Cecopros