logook

Pastoral de Movilidad Humana en PerúAnte el creciente numero de migrantes venezolanos en nuestro país, la Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal Peruana, junto con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), a través de su oficina en Lima, en la persona de Juliana Bello, Oficial de Enlace a.i. responsable de la oficina en Perú y la Abogada Mariana Mendiola.

Ambas instituciones, de forma conjunta con la Congregación de las Hermanas de Santa Ana, representadas por la Hna.Elba Larrea, Vicaria Provincial, se encuentran evaluando la posibilidad de implementar un centro de acogida inmediata a migrantes, de forma especial, para responder a los solicitantes de refugio y migrantes en tránsito.

Dicha iniciativa cuenta con el apoyo del ACNUR, la OIM y de la Congregación de los Misioneros de San Carlos Scalabrinianos.

Esperamos poder anunciar pronto más novedades en relación con este importante espacio, que sería el primero en Lima.

(Tomado de: pastoralmigrantes-peru.org)

Migrantes2“Por la dignidad de los migrantes” es el título de la declaración de los obispos de la frontera norte de México y del Consejo de Presidencia de la Conferencia del Episcopado Mexicano

“El grito de los migrantes es nuestro grito”

Una vez más los obispos mexicanos levantan su voz por los migrantes, tras la última decisión del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de desplegar tropas de la Guardia Nacional en la zona de Frontera.

“Estamos sellando nuestra frontera sur, la gente quiere seguridad y protección”, escribió en un tuit el presidente de los EE.UU. este sábado 7, luego de que anunciara el martes 3 el envío de militares a la frontera sur hasta que se construya el polémico muro que fuera una de las bases de su campaña electoral.

De ahí que por primera vez en la historia de la Iglesia católica en México, los obispos del país se dirigieran, en un mensaje, a todos los habitantes de México y de los Estados Unidos “independientemente de sus convicciones religiosas”, y también al presidente de los EE.UU. Donald Trump y a su homólogo en México, Enrique Peña Nieto.

No a los muros de indignidad y violencia

“La frontera entre México y Estados Unidos no es una zona de guerra”, afirman la declaración, y ponen el acento en una solución pacífica y respetuosa de la dignidad de todos: la zona, escriben, “está llamada a ser ejemplo de vinculación y corresponsabilidad”, y aseguran, asimismo, que el único futuro posible para la región es aquel edificado “con puentes de confianza y desarrollo compartido y no con muros de indignidad y de violencia”.

Los prelados proponen consumir energías “en la creación de soluciones que siembren fraternidad y enriquecimiento mutuo en el orden humanitario, cultural y social”, y, tras reconocer que los flujos migratorios, “requerirán de una renovada regulación por parte de ambas naciones”, añaden que, sin embargo, “no toda norma, ni toda decisión política o militar, por el mero hecho de promulgarse o definirse, es de suyo justa y conforme a los derechos humanos”.

En ese sentido recuerdan que si ha habido una lección histórica que todos como sociedad hemos aprendido tras los conflictos mundiales vividos durante el siglo XX es que lo legal requiere de ser legítimo; que la dignidad inalienable de la persona humana es la verdadera fuente del derecho; que el dolor de los más vulnerables debe ser entendido como norma suprema y criterio fundamental para el desarrollo de los pueblos y la construcción de un futuro con paz. "Ese es el origen profundo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Ese es el fundamento universal de una convivencia fraterna entre las naciones" aseveran. Y agregan: “Los gobiernos mexicanos del pasado y del presente tienen una grave responsabilidad al no haber creado las oportunidades suficientes de desarrollo para nuestro pueblo pobre y marginado”.

El pueblo no tiene la culpa

Aun así, los obispos añaden que “las carencias” de los gobiernos mexicanos “no pueden ser justificación para promover el antagonismo entre pueblos que están llamados a ser amigos y hermanos”:

“Nuestra incipiente democracia tiene un enorme reto en el futuro próximo: escoger a quienes deben de realizar de manera honesta, sin corrupción e impunidad, un cambio histórico que ayude a que el Pueblo de México realmente sea el protagonista de su desarrollo, con paz, justicia y respeto irrestricto a los derechos humanos. Un camino que implica, también, no cerrarse sino abrirse a la dinámica del nuevo mundo global, cada vez más interdependiente y necesitado de solidaridad y cooperación”.

“Los migrantes no son criminales sino seres humanos vulnerables que tienen auténtico derecho al desarrollo personal y comunitario”.

“ En cada migrante que es lastimado en su dignidad y en sus derechos, Jesucristo vuelve a ser crucificado ”

(Tomado de: vaticannews.va -  Foto: static01.nyt.com)

Logo conferencia episcopal peruanaEn esta hora crucial que vive el Perú, en donde debe prevalecer el orden democrático, así como un compromiso por parte de todos los sectores, incluyendo el de las comunidades religiosas, “saludamos a los líderes que participarán de esta VIII Cumbre de las Américas, y que tiene como reto abordar, en el actual contexto que nos afecta, temas como el tratamiento de los efectos de la corrupción en la institucionalidad democrática, la gobernabilidad y los objetivos de desarrollo sostenible adoptados por la comunidad internacional en la Agenda 2030 .

En el marco de este importante encuentro de líderes, en el cual el Perú es anfitrión, Monseñor Miguel Cabrejos, presidente de la Conferencia Episcopal Peruana-CEP, precisó que tal como lo expresó el Papa Francisco, en su visita apostólica al país (enero de 2018), la corrupción es evitable, sin embargo debe convocar la transparencia y el compromiso de todos.

En ese sentido, los obispos del Perú aplauden el diálogo que propiciará cada uno de los temas a discutirse en esta cumbre, los encuentros entere la sociedad civil con los representantes de los gobiernos, los empresarios, los indígenas, y los jóvenes, debates que sin duda aportarán a la adopción de medidas concretas para prevenir, luchar y acabar con este flagelo que amenaza la esperanza y el desarrollo de los pueblos latinoamericanos.

En un comunicado, difundido por la CEP en medio de la crisis política ante la renuncia del ex mandatario de la República, Pedro Pablo Kuczynski (22 de marzo de 2018) se hizo un llamado a priorizar “el Bien Común antes de los intereses particulares”, tras los sucesos que constataron “un proceso sistémico de corrupción causado por el divorcio entre ética y política”.

Cabe señalar que la Iglesia Católica Peruana ha celebrado a través de sus pronunciamientos el reencuentro del camino del diálogo y la prudencia, en la verdad y en la justicia, como enseña el Papa Francisco: No un diálogo de sordos sino un encuentro con una actitud receptora que acoja sugerencias y comparta inquietudes, que sea un intercambio recíproco de confianza. (Cf. Papa Francisco, Discurso del 30.06.2017).

Presidencia

Conferencia Episcopal Peruana

Foto Encuentrocongregacionesreligiosas(CLAR) En vista de la importancia cada vez más creciente de la Amazonía en el contexto internacional y en la salvaguardia del planeta, en contradicción con el creciente riesgo de devastación de su biodiversidad y de sus comunidades nativas (cf. Papa Francisco en Laudato Si, n. 38), varias Congregaciones Religiosas están reflexionando y buscando una actuación más eficaz y actualizada en este contexto panamazónico.

Cabe recordar que la realidad de los biomas y de las comunidades humanas no siguen los límites impuestos por las divisiones geográficas de los países o aún las circunscripciones eclesiásticas, sino que, se constituyen en plataforma común de misión, lo que requiere de las/os misioneras/os, planes pastorales con enfoque intercultural, internacional, interinstitucional, intercongregacional, interprovincial y aún itinerantes, en los cuales se pueden integrar religiosas/os y laicas/os.

Descargue la Presentación y la Ficha de Inscripción

Romero y Pablo VI seran canonizados(José M. Vidal).- La canonización de Monseñor Romero será en Roma el domingo, 21 de octubre. Primero lo divulgaron los comités Oscar Romero y, ahora, una fuente todavía más cercana al Papa, el cardenal Maradiaga. A su paso por Madrid, para participar en la 47 Semana de la vida consagrada, el purpurado hondureño confirmó que "la canonización de Romero será el día 21 de octubre, en Roma, coincidiendo con el Sínodo de los Obispos".

El prelado salvadoreño será canonizado, pues, nada menos que con el Papa Pablo VI y, quizás, con algunos otros santos o santas, todavía sin especificar. Lo que sí parece confirmado es que, con este gesto de la canonización conjunta del arzobispo Romero y del Papa Montini, el Papa Francisco ha querido resaltar y unir en la misma ceremonia a dos 'abanderados' del Concilio Vaticano II.

Es una forma indirecta y clara de decir a la Iglesia que no hay marcha atrás en la aplicación a tumba abierta del Concilio y que, por lo tanto, tampoco habrá retroceso en la implementación de las reformas del Papa de la primavera. Una reformas que no tienen más hoja de ruta que el Vaticano II.

Se estuvo especulando, durante mucho tiempo, sobre el lugar más adecuado para elevar a los altares al Santo de América. Con dos posturas enfrentadas. Unos pretendían que se realizase en su patria, El Salvador, aprovechando el viaje del Papa a Panamá, para asistir a la Jornada Mundial de la Juventud. De esta forma, El Salvador recibiría la visita de Francisco, esperada como un bálsamo de esperanza y de apertura de horizontes, para un país sumido en el caos de la violencia de las maras.

De hecho, el cardenal Rosa Chávez, amigo del beato Romero, pide a los salvadoreños que entiendan la canonización como acto de reconciliación para El Salvador, pese se ser éste un año electoral y a pesar de la polarización que afecta al país. Rosa Chávez viene insistiendo en que la santificación de Romero debe servir como un momento propicio para el reencuentro de sociedad salvadoreña.

Tanto es así que en el país centroamericano comenzó a circular una campaña, liderada por María López Vigil, para pedirle al Papa que canonice a Romero en Roma. Entre otras cosas, porque se teme que pudiese ser la escusa de un mayor estallido de violencia. Y tampoco quieren que la figura del arzobispo asesinado sea instrumentalizado y 'domesticado' por la derecha ultraconservadora, tanto política como religiosa.

Otros, por su parte, optaban porque la canonización se celebrase en Roma, para universalizar, más aún si cabe, la figura del beato salvadoreño, que ya es San Romero de América, pero, desde el Vaticano, puede convertirse en Sam Romero del mundo y alcanzar una talla de icono mundial de la solidaridad y del martirio.

La suerte está echada, a falta de la comunicación oficial vaticana. Además de las razones coyunturales y re resonancia mundial, parece que lo que definitivamente inclinó el fiel de la balanza a favor de Roma fue el interés del propio Papa Francisco, que quiere elevar personalmente a los altares a su 'papa preferido' y al arzobispo que tanto admira.

Cuentan en Roma que lo único que le duele al Papa es que, al canonizar a Romero en Roma, los pobres, sus amados pobres salvadoreños no podrán asistir a la ceremonia y no se descarta que el Vaticano pudiese ayudar, directa o indirectamente, a familias pobres salvadoreñas, para que puedan asistir al evento.

(Tomado de: periodistadigital.com)

CaminatacontinentalEl Departamento de Justicia y Solidaridad (DEJUSOL), a través del Programa Centralidad de la Niñez anunció el inicio de la caminata continental “Huellas de Ternura” para sensibilizar a familias, escuelas e iglesias a favor de los niños y advirtiendo sobre las consecuencias de la violencia en las relaciones entre niños y adultos.

La Caminata Huellas de Ternura, es una acción de movilización social de carácter ecuménico, enmarcada en la Campaña “Necesitamos a Todo el Mundo: Cero Violencia, 100% Ternura”, que impulsan las organizaciones socias del Programa Centralidad de la Niñez (PCN), con miras a sensibilizar respecto al flagelo de la violencia contra la niñez en todas sus manifestaciones, proponiendo la Ternura como modelo de crianza y cuidados.

La caminata que iniciará el próximo 7 de junio, atravesará América Latina y el Caribe, desde la frontera de Tijuana (México) y San Diego (Estados Unidos) hasta la Patagonia, denunciando las diversas formas de violencia que se ejercen contra los niños. Pasará de país en país, quedándose unos 15 días en cada uno.

A su paso por el continente irá generando diversas actividades formativas, de movilización social, comunicacionales, litúrgicas y lúdicas, que pongan el bienestar de los niños en el centro de las acciones pastorales y las políticas públicas.

Finalizados los días en cada país, “un embajador de la Ternura” viajará al siguiente país portando un “barrilete de los Colores”, símbolo de la caminata, que irán tejiendo los niños y niñas de cada lugar, hasta llegar a su destino final, donde será elevada como expresión pascual del triunfo de la Ternura en nuestro Continente.

Desde 2009 el DEJUSOL, estableció una mancomunidad interinstitucional a través del Programa Centralidad de la Niñez con World Visión América Latina y Pastor al da Criança Internacional de Brasil. En la actualidad esta alianza la integran como nuevos socios Cáritas Latinoamericana y la Federación Internacional Fe y Alegría.

A la caminata también se suman importantes organizaciones de trabajo de infancia en el continente entre los que están: Pastoral da Criança Internacional de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), el Departamento de Vida, Familia y Juventud del Celam, Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica (Aler), Sembradores de Paz e Infancia Misionera Colombia de Obras Misionales Pontificias.

Fuente: AICA

agendaCONFER

Retiros CRP

lampadaaccesa2

eventos

Copyright © 2017 CRP - Conferencia de Religiosas y Religiosos del Perú. Todos los derechos reservados.
Calle Torre Tagle 2461, Pueblo Libre, Lima - Perú - Teléfono: (+51) (01) 261-2608 - Desarrollado por Cecopros