logook

catedral de LundEl papa Francisco, en la catedral luterana de Lund, en Suecia, ha asegurado este lunes por la tarde que Dios “nos mira”, y su mirada de amor “nos anima a purificar nuestro pasado” y a “trabajar en el presente para hacer realidad ese futuro de unidad que tanto anhela”.

TratadepersonasEl Papa Francisco mantuvo un breve encuentro con el Grupo “Santa Marta”, creado por él mismo después de la conferencia internacional sobre la trata de personas que se celebró en el Vaticano en abril de 2014 y que está presidido por el Cardenal Vincent Gerard Nichols, Arzobispo de Westminster.

Amen y respeten la vida consagradaEl Papa Francisco habló en una audiencia privada a religiosos sobre “la vida consagrada en la Iglesia particular”, “creación de nuevos institutos de vida consagrada” y las “relaciones mutuas”, en un discurso en el que invitó a amar en profundidad la vida consagrada.

Francisco pidió no olvidar que “la vida consagrada es un don a la Iglesia, nace de la Iglesia, crece en la Iglesia, está toda orientada a la Iglesia” y animó a los obispos a “manifestar una especial solicitud por promover en vuestras Iglesias los diferentes carismas, tanto antiguos como nuevos, así como a estar cerca de los consagrados, con ternura y amor y a enseñar al pueblo de Dios el valor de la vida consagrada”. Así exhortó a todos a “amar la vida consagrada” y a “conocerla en profundidad”.

Francisco ofreció este discurso a los participantes del Congreso Internacional para los Vicarios Episcopales y Delegados para la Vida Consagrada que se celebra desde hoy y hasta el día 30 de octubre en Roma.

Por otro lado, a los religiosos recordó que “la justa autonomía y las exenciones no se pueden confundir con el aislamiento y la independencia”. “Hoy más que nunca es necesario vivir la justa autonomía y la exención, en los institutos en estrecha relación con la inserción de modo tal que la libertad carismática y la catolicidad de la vida consagrada se expresen también en el contexto de la Iglesia particular”, señaló.

“A la luz del Concilio Vaticano II hoy hablamos de coexistencia de los dones jerárquicos y los dones carismáticos que fluyen del único Espíritu de Dios y alimentan la vida de la Iglesia y su acción misionera”.

“Todos estos dones –explicó– están destinados a contribuir, de varias maneras, a la edificación de la Iglesia, en relación armoniosa, y complementarse entre ellos”.

El Papa subrayó que los obispos “están llamados a respetar, sin manipular, la pluridimensionalidad que constituye la Iglesia a través de la cual la Iglesia se manifiesta”. Y a su vez, los consagrados no deben olvidar que “no son un patrimonio cerrado sino una faceta integrada en el cuerpo de la Iglesia, atraída hacia el centro, que es Cristo”.

Por otro lado, reconoció que todavía hoy “el Espíritu no cesa de soplar donde quiere y cuando quiere”. El Pastor “debe tener en cuenta la originalidad del carisma, su dimensión profética, su inserción en la vida de la Iglesia particular, la comunión afectiva y efectiva con la Iglesia universal, el compromiso por la evangelización, también su dimensión social” como también “verificar que el fundador o la fundadora haya mostrado madurez eclesial, con una vida que no contradiga la acción del Espíritu Santo".

Otro de los puntos que Francisco tocó fue el de erigir nuevos institutos y pidió que los Pastores no olviden que “asumen una responsabilidad a nombre de la Iglesia universal, desde el momento que tal instituto será destinado a crecer y a salir de los confines de la diócesis que lo ha visto nacer”.

“Se necesita considerar con prudencia el deber de proporcionar una adecuada formación a los candidatos” porque “se trata de una decisión delicada”, añadió.

En el último de los puntos, sobre “relaciones mutuas”, el Obispo de Roma trató la relación eclesial entre los obispos y los consagrados. “No existen relaciones mutuas allí donde algunos mandan y otros se someten, por miedo o por conveniencia”. Pero “hay relaciones por otro lado donde se cultiva el diálogo, el respeto de escucha, la recíproca hospitalidad, el encuentro y el conocimiento, la búsqueda compartida de la verdad, el deseo de fraterna colaboración por el bien de la Iglesia que es ‘casa de comunión’”.

Por eso, “todos somos llamados a ser ‘pontífices’, constructores de puentes” así que “nuestro tiempo requiere comunión en el respeto de la diversidad”.

En la última parte se dirigió a las religiosas contemplativas que representan “corazones orantes, custodios de gratuidad y de rica fecundidad apostólica que genera frutos preciosos de gracia y de misericordia”.

De nuevo a los obispos pidió que a las contemplativas les “acompañen con afecto fraterno, tratándolas siempre como mujeres adultas, respetando las competencias propias sin interferencias indebidas”.

Fuente: aciprensa.com

El Papa pide no presentar un modelo teológico del matrimonio demasiado abstractoEl papa Francisco recibió este jueves por la mañana en la Sala Clementina del Palacio apostólico a los miembros del ‘Instituto pontificio Juan Pablo II de estudio sobre matrimonio y familia’, en ocasión de la apertura de su nuevo año académico, en los 35 años de su fundación.

“En la actual coyuntura, las relaciones familiares son puestas a prueba de muchos modos” señaló el Pontífice, debido a “una cultura que exalta el individualismo narcisista, una concepción de la libertad desenganchada de la responsabilidad por el otro, el crecimiento de la indiferencia hacia el bien común”, así como “la imposición de ideologías que agreden directamente el proyecto familiar, como el aumento de la pobreza que amenaza el futuro de tantas familias”.

Y señaló también los temas abiertos “con el desarrollo de las nuevas tecnologías que hacen posible prácticas muchas veces en conflicto con la verdadera dignidad humana”.

Ante todos estos complejos horizontes, les invitó a profundizar “con todo el rigor necesario y sin caer en la tentación de ajustarlas un poco y acomodarlas”.

Porque, precisó ,al poner a prueba los afectos fundamentales de la persona y de la vida se “desestabilizan todas las relaciones familiares, sociales, haciendo prevalecer el ‘yo’ sobre el ‘nosotros’, el individuo sobre la sociedad”, así como el designio de Dios que confió al mundo la alianza entre el hombre y la mujer.

Francisco reconoció que no se puede negar la aportación de la cultura moderna que permitió descubrir la dignidad de la diferencia sexual. Pero al mismo tiempo “es desconcertante constatar” la tendencia a borrar la diferencia entre hombre y mujer, en vez de resolver los problemas que los mortifican.

Les invitó además a inspirarse más a fondo en el “testimonio de la humanidad y de la belleza de la experiencia cristiana de la familia”, y a rescatar, esta extraordinario ‘invento’ de la creación divina. Así como a “arrancarles a las nuevas generaciones la resignación y reconquistarlas a la audacia de este proyecto”.

Reconoció también que a veces “hemos presentado un ideal teológico del matrimonio demasiado abstracto”, haciendo que “no sea deseable y atractivo, sino todo lo contrario” y que la exhortación apostólica Amoris laetitia, pide al pueblo de Dios volver visible la dimensión familiar de la Iglesia.

Señaló que el tema decisivo hoy es el de la cercanía de la Iglesia a las nuevas generaciones de esposos, para que se convenzan cada vez más de la bendición de su relación, y les acompañe y esté cerca en las situaciones de debilidad humana.

“No nos olvidemos que también los buenos teólogos como los buenos pastores tienen olor de pueblo, de camino y con su reflexión derraman aceite y vino en las heridas de los hombres”. Porque “teología y pastoral van juntas”, como es “impensable una pastoral de la Iglesia que no haga tesoro de la revelación y la tradición”.

El Santo Padre recordó también la “amplia intuición de san Juan Pablo II, que quiso fuertemente esta institución académica” la cual ha restituido a la Iglesia y a la sociedad la atención sobre “la profundidad y la delicadeza de las relaciones que nacen a partir de la alianza conyugal del hombre y de la mujer”. Y que la validez de este proyecto permite intercambio con las instituciones académicas, incluso de áreas religiosas y culturas diversas.

Fuente: zenit.org

Carmelitas Misioneras TeresianasDel 17 de octubre y hasta el próximo 14 de noviembre, las Carmelitas Misioneras Teresianas celebran su XV Capítulo General. Con el tema "Mujeres de fe, tejiendo relaciones nuevas, la mirada y el servicio testimonian que somos ‘el Cuerpo de Cristo’", las religiosas viven este capítulo como un acontecimiento de gracia en este año de la Misericordia.

"Confiamos en vuestra oración para que dejemos que el Espíritu guíe, acompañe e ilumine las decisiones y podamos continuar recreando el 'Amar y servir a la Iglesia' al estilo del Beato Francisco Palau, nuestro Fundador", escriben las religiosas en su página web.

El carisma misionero de la familia palautiana se encarna en la pastoral de la espiritualidad, en la pastoral educativa, la socio- sanitaria (con la asistencia a enfermos y necesitados), la actividad misional, y otras formas de apostolado al servicio de la iglesia y de la sociedad, siempre dispuestas a asumir los desafíos provenientes de la realidad histórica: “nuestro servicio se hace presente en las periferias, en los lugares donde se encuentra la Iglesia doliente y necesitada”.

En un proceso de misión compartida, por primera vez en la historia de la Congregación han sido convocados laicos. En Radio Vaticano entrevistamos a Raúl Alejandro Goitea, uno de los laicos que participan en este capítulo general, proveniente de Argentina:

"Las carmelitas misioneras teresianas están en Argentina realizando una misión en los colegios, atención de ancianos, y otras con mucho compromiso social y humano. La hermana Martha Pelloni, reconocida en Argentina por su lucha por los derechos humanos y la defensa de la mujer, es parte de nuestra comunidad", relata. "Estamos en un proceso de misión compartida. En Argentina hace dieciséis años que nos unimos para trabajar juntos en igualdad de condiciones - cada uno con su vocación - somos diecisiete religiosas y diecisiete laicos los que debatimos cómo va a seguir la provincia. Hemos llegado hasta a la igualdad numérica, aunque aún falta mucho camino por hacer". "Por primera vez en la historia de la congregación, las hermanas carmelitas del mundo, al ver el proceso que se está haciendo en Argentina, en España, en Chile, han decidido convocarnos para que aportemos nuestra mirada de laicos sobre la realidad y el futuro de la congregación"

Los laicos han estado presentes en la primera parte del capítulo para la lectura de la realidad, y regresan después de la elección de las autoridades para contribuir en la realización de las líneas pastorales. Finalmente las hermanas continuarán en forma privada para la elaboración de otros documentos hasta el 14 de noviembre.

Fuente: Radio Vaticano

Encuentro de superioras y superiores de congregaciones religiosas en LimaCon espíritu de fraternidad y comunión, Monseñor Arturo Colgan, CSC., Obispo Auxiliar de la Diócesis de Chosica, se reunió con los superiores y las superioras de las diversas congregaciones religiosas, que realizan su misión en esta jurisdicción eclesiástica de Lima Este.

agendaCONFER

Retiros CRP

lampadaaccesa2

eventos

Copyright © 2017 CRP - Conferencia de Religiosas y Religiosos del Perú. Todos los derechos reservados.
Calle Torre Tagle 2461, Pueblo Libre, Lima - Perú - Teléfono: (+51) (01) 261-2608 - Desarrollado por Cecopros